viernes, 4 de enero de 2019

Oruro Un sismo se registró en los últimos días del 2018 y sumaron 20 en el año

El jefe de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) del Gobierno Autónomo Departamental de Oruro (Gad-Oru), Olson Paravicini, informó que veinte sismos fueron registrados en el departamento durante el 2018, el último en manifestarse en la pasada gestión fue el 23 de diciembre en la provincia Sur Carangas, con una magnitud de 3.4 en la escala de Richter.

Antes de este informe final, Paravicini había informado una semana atrás que eran 19 los sismos registrados en Oruro, sin embargo dos días antes de navidad se tuvo otro, por lo que la cifra incrementó a 20, que sigue por debajo del récord del 2017, que fue de 33.

"La última evaluación que tenemos en el departamento de Oruro sobre sismos es que, durante el año pasado, el sismo de mayor magnitud que se presentó es de 4.6. La gestión 2017 registramos un sismo 4.9 de magnitud, siendo este el más alto ese año", informó Paravicini.

De acuerdo a reportes de municipios y comunidades donde se registraron los sismos, no se han conocido daños físicos, como rajaduras en paredes, pero, si se "sintieron" a nivel superficial, sin tener mayores dificultades.

Las acciones de prevención y organización ciudadana, serán preponderantes para poder afrontar desastres naturales. La articulación de la sociedad civil, con las unidades de primera respuesta, como la Policía, militares, bomberos e instituciones, brindarán un soporte necesario para eludir con éxito cualquier emergencia.

"Con esos datos tenemos un sostén técnico para la conformación de los equipos de primera respuesta. Uno de los primeros objetivos que nos hemos trazado es la gestión de la ley de gestión de riesgos municipales, iniciamos con 10 municipios, pero, al terminar el año hemos tenemos 16 municipios que ya tienen sus respectivas leyes", confirmó Paravicini.

La mencionada ley de gestión de riesgos, brinda una herramienta legal para que los ciudadanos tengan una organización, funcionamiento y actuación correspondiente, frente a desastres naturales o emergencias que se puedan presentar en municipios o comunidades.

"Lastimosamente, en el municipio de Oruro no se ha podido concretar la conformación de una Unidad de Gestión de Riesgos, estamos esperanzados que pronto pueda concretarse ese hecho", enfatizó Paravicini.

Los ciudadanos no deben desestimar los conocimientos y procedimientos necesarios, para responder a alguna emergencia o desastre natural, para en primera instancia ayudar a sus allegados y luego a la sociedad afectada.

sábado, 29 de diciembre de 2018

19 sismos se registraron en Oruro durante el 2018

De acuerdo al reporte de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) del Gobierno Autónomo Departamental de Oruro (Gad-Oru), hasta el 28 de diciembre de la gestión, 19 sismos significativos se registraron en la región.

El promedio de sismos en relación al pasado año, disminuyó considerablemente, puesto que la anterior gestión finalizó con 33 sismos registrados, a diferencia de los 19 que ahora se tuvo.

El jefe de la UGR, Olson Paravisini, manifestó que se tomaron en cuenta los sismos significativos, a partir de 3 de magnitud en la escala de Richter, puesto que existieron otros menores a 1, por lo cual fueron leves.

La región con mayor presencia sísmica durante esta gestión, fue la provincia Cercado, seguida por Ladislao Cabrera; sin embargo ninguno de los movimientos telúricos reportados causó daños mayores.

La máxima magnitud registrada en lo que va del 2018, fue de 4,6 en la escala de Richter, en la provincia Abaroa; el pasado año se tuvo 4,9 de magnitud en la provincia Ladislao Cabrera.

Los efectos sísmicos, no pueden ser prevenidos a nivel mundial, pero sin embargo se debe tener la suficiente preparación, ante la presencia de un evento telúrico, indicó Paravisini.

Sostuvo, que esta gestión se trabajó en la prevención de cómo actuar antes, durante y después de un sismo, para lo que se realizaron talleres en las unidades educativas, los cuales concluyeron con un simulacro, para evaluar la efectividad en cuanto al tiempo y orden de evacuación.

Para la próxima gestión, se prevé similar tarea, pero contando con la presencia de los equipos voluntarios de alerta temprana, que se capacitan para atender situaciones emergencia.

lunes, 24 de diciembre de 2018

El tsunami "se lo llevó todo", relata un superviviente del horror en Indonesia


Asep Sunaria escuchó un fuerte ruido, y segundos después un muro de agua lo tiró de su motocicleta, engulló su casa y el pueblo indonesio de Sukarame, que hasta el sábado por la noche era su hogar. Sunaria, de 42 años, relata cómo vivió este desastre, que surgió sin aviso previo, mientras los socorristas intentan en la zona buscar supervivientes de este tsunami que dejó al menos 281 víctimas mortales en zonas costeras del país.

"El agua surgió con un sonido fuerte, como de viento: ¡+wuuush+!", cuenta el superviviente a la AFP. "Yo estaba conmocionado. No me lo esperaba en absoluto. ¡No hubo alerta! Al principio pensé que se trataba de una ola causada por la marea, pero el agua subió tanto...", agrega.

Se puso a correr con su familia hacia las alturas del pueblo de Sukarame, en la costa este de Java, llevándose únicamente la ropa puesta. Sunaria dice haber tenido suerte. Varios habitantes del pueblo murieron cuando la ola del tsunami barrió el sábado por la noche las playas del sur de la isla de Sumatra y la extremidad occidental de Java, inundando hoteles y localidades situadas al borde del mar.

La ola gigante apareció tras la erupción en el Estrecho de la Sonda del volcán Anak Krakatoa, conocido como el "hijo" del legendario Krakatoa. "Mi familia está ahora segura, pero mi casa fue destruida, (el tsunami) se lo llevó todo" afirma Sunaria
"Ahora estoy buscando cuerpos que aún no han sido hallados. Encontramos uno ayer y verificamos los lugares donde podría haber otros".

Otra habitante, Sunarti, camina con el agua hasta las rodillas, buscando sus enseres, que han sido arrastrados y dispersados lejos de su casa reducida a escombros.
"Ayer encontramos dos cadáveres", dice este mujer de 61 años.

Huir a las alturas

Sunarti --que como muchos indonesios sólo tiene un nombre-- se alegra de que su madre de 100 años haya sobrevivido. La familia se ha refugiado ahora en las alturas pues las autoridades advierten que hay un riesgo de que se produzcan nuevas olas mortales.

"Mi vida ya era dura. Éramos muy pobres, y ahora esto..." se lamenta la mujer.
En la localidad de Cilurah, Ade Junaedi, otro superviviente, cuenta cómo fue testigo de la furia de la naturaleza.

"Ocurrió tan rápido", relata Ade Junaedi. "Hablaba con un huésped en mi casa cuando mi mujer abrió la puerta, gritando, aterrada. Creí que era un incendio, pero al ir hacia la puerta ví el agua llegar...". En la localidad de Sukarame, Sunarti y sus vecinos esperan en medio de la falta de comida que les lleguen las ayudas.

"No hemos recibido nada hasta ahora. Algunos se están muriendo de hambre", dice la mujer.

Más de 220 muertos por un tsunami "volcánico" en Indonesia



Al menos 222 personas perdieron la vida, 843 resultaron heridas y 28 permanecen desaparecidas a raíz del tsunami que golpeó anoche las costas del Estrecho de Sonda, entre las islas indonesias de Sumatra y Java, informó hoy la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB).

Todas las víctimas son indonesias y el número podría incrementarse a medida que los equipos de emergencia acceden a las zonas afectadas que todavía no han recibido asistencia.

El distrito de Pandeglang, a unos 100 kilómetros al oeste de Yakarta, es la zona más afectada con 164 fallecidos y 624 heridos, así como centenares de casas dañadas, hoteles, botes y vehículos.

Pandeglang, debido a su proximidad con la capital, sirve de lugar de escapada para muchos capitalinos.

Allí se encontraban 300 trabajadores de una empresa gubernamental que asistían a un concierto con motivo de la festividad de fin de año.

Los cantantes se vieron sorprendidos en el escenario por la subida de las aguas que arrastró la estructura contra el público.

Los equipos de emergencia con ayuda de maquinaria pesada tratan de encontrar a posibles supervivientes entre los escombros, y recomiendan a la población local evitar acercarse a las costas.

Las autoridades creen que el tsunami se creo a partir de un corrimiento de tierra submarino producido por la erupción del volcán Anak Krakatau, que no activó las alarmas al no registrarse un potente terremoto.

"En el caso de terremotos, la posibilidad de un segundo tsunami es muy pequeña. Pero como este ha sido causado por una erupción, el escenario es diferente", dijo a los medios Rahmat Riyono, director de la Agencia Meteorológica, Climatológica y Geofísica de Indonesia.

Las autoridades han habilitado varios centros de asistencia para las víctimas y desplazados, así como provisiones de comida, agua, medicinas, mantas y otros artículos de emergencia.

Indonesia se asienta sobre el "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida cada año por unos 7.000 temblores, la mayoría moderados.

Hay más de 220 muertos tras un tsunami volcánico en Indonesia


Más de 220 personas murieron y cientos resultaron heridas en un tsunami provocado por una erupción volcánica, que devastó playas turísticas y zonas costeras en torno al estrecho de la Sonda, en Indonesia, la noche del sábado, sembrando el pánico entre viajeros y habitantes.

Cientos de edificios resultaron dañados por la ola, que golpeó playas del sur de la isla de Sumatra y del extremo occidental de Java alrededor de las 21:30 locales (14:30 GMT) del sábado. La ola se generó tras la erupción del volcán considerado el "hijo" del legendario Krakatoa, el Anak Krakatoa, según el portavoz de la agencia indonesia de gestión de desastres, Sutopo Purwo Nugroho.

"Murieron 222 personas, 843 están heridas y 28 desaparecidas", dijo el portavoz de la agencia nacional de desastres, al anunciar un nuevo balance. El anterior era de 168 muertos. Los socorristas seguían buscando a sobrevivientes entre los escombros.

En un dramático video que circula por las redes sociales se ve cómo una ola gigantesca se abate sobre un espacio de un resort al exterior, donde se celebra un concierto del grupo pop "Seventeen".

Sus miembros salen despedidos del escenario mientras la ola avanza hacia los espectadores. En una mensaje en Instragram, el cantante del grupo, Riefian Fajarsyah, anunció entre lágrimas la muerte del bajista y del organizador de la gira de conciertos, así como la desaparición de otros dos músicos, un técnico y su esposa.

En imágenes difundidas por televisión podía verse cómo la ola invadía la playa de Carita, un popular sitio turístico de la costa oeste de Java, dejando a su paso una acumulación de numerosos escombros: fragmentos de tejados, trozos de madera, árboles arrancados.

En Carita, Muhamad Bintang, de 15 años, vio aproximarse la ola. "Llegamos a las 21H00 de vacaciones y de pronto llegó el agua. Todo se volvió negro. No había electricidad", relató el adolescente.

En la provincia de Lampung, al otro lado del estrecho, Lutfi al Rasyid, de 23 años, contó a la AFP cómo huyó de la playa de Kalianda para evitar morir. "No lograba arrancar mi moto, así que salí corriendo. Recé y corrí todo lo rápido que pude".

"Un error"

Según las autoridades, el tsunami podría haberlo provocado un aumento repentino de la marea debido a la Luna llena combinada con una avalancha submarina tras la erupción del Anak Krakatoa (el 'hijo de Krakatoa'), que forma una pequeña isla en el estrecho de la Sonda.

"La combinación provocó un tsunami repentino que golpeó la costa", indicó Nugroho, aunque señaló que la agencia geológica de Indonesia trabajaba para intentar elucidar cómo se produjo exactamente.

Las autoridades indonesias aseguraron en un primer momento que no había un tsunami, sino un aumento de la marea, y pidieron a la población que no entrara en pánico. "Si hubo un error al principio, lo sentimos", escribió Nugroho más tarde en Twitter.

Las erupciones volcánicas submarinas, que son poco frecuentes, pueden provocar tsunamis debido al desplazamiento repentino de agua o quiebres de pendientes, según el Centro Internacional de Información sobre Tsunamis.

El presidente estadounidense Donald Trump, quien lamentó "la devastación causada", dijo en un tuit: "Oramos por su recuperación y curación. ¡Estados Unidos está con ustedes!".

La ONU se mostró "dispuesta a dar su apoyo a los esfuerzos del gobierno", indicó el portavoz del secretario general, Antonio Guterres.

Columna de cenizas

Según el Centro Indonesio de Vulcanología y de Gestión de Riesgos Geológicos, el Anak Krakatoa mostraba signos de actividad reforzada desde hacía una semana. Un poco antes de las 16:00 se produjo una erupción que duró unos 13 minutos, disparando una columna de cenizas de cientos de metros.

Anak Krakatoa es una pequeña isla volcánica que surgió en el océano medio siglo después de la mortífera erupción del volcán Krakatoa de 1883. Es uno de los 127 volcanes activos de Indonesia.

En aquella ocasión, una columna de cenizas, piedras y humo salió expulsada a más de 20 km de altura, sumiendo a la región en la oscuridad y provocando un enorme tsunami que tuvo repercusiones en todo el mundo. La catástrofe dejó más de 36.000 muertos.

Indonesia, una de las zonas más proclives a sufrir catástrofes de la Tierra, se encuentra en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, donde coinciden placas tectónicas y se producen una gran parte de las erupciones volcánicas y sismos del planeta.

El país sufre regularmente mortíferos sismos, el último de ellos en la ciudad de Palu, en la isla de Célebes, donde murieron miles de personas por el terremoto y posterior tsunami.

En 2004, un tsunami desencadenado por un sismo submarino de magnitud 9,3 frente a las costas de Sumatra, en Indonesia, causó la muerte de 220.000 personas de varios países del océano Índico, 168.000 de ellas en Indonesia.

viernes, 21 de diciembre de 2018

Reportan movimiento sísmico en Padilla y Villa Serrano

Un movimiento sísmico se sintió ayer por la madrugada en los municipios de Padilla y Villa Serrano del departamento de Chuquisaca, informó el secretario de Infraestructura Pública de Sucre, Jaime Daza.

“Se registró un sismo de 4.7 en la escala Richter, a una profundidad de 36,6 kilómetros, que se sintió en los municipios de Padilla y Villa Serrano, en Chuquisaca, además de los municipios de Ipita y Lagunillas, en Santa Cruz”, dijo a los periodistas.
Daza indicó que la hora exacta del movimiento telúrico fue las 04h00, según el reporte del Observatorio de San Calixto de La Paz.
“Este movimiento telúrico se sintió levemente en la superficie, pero no dejó daños estructurales y humanos”, complementó. /ABI

jueves, 13 de septiembre de 2018

Huracán Florence reduce su velocidad rumbo a la costa sureste Carolina del Norte



El huracán de categoría 2 Florence, que se debilitó ligeramente en las últimas horas, bajó su velocidad de desplazamiento de diez a cinco millas por hora rumbo a la costa sureste de Estados Unidos.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de EE.UU. indicó en su boletín de las 17:00 hora local (17:00 Hora de Bolivia) que sistema tiene vientos máximos sostenidos de 100 millas por hora (155 km/h) y se espera que toque tierra a partir del viernes por la tarde en algún punto probablemente de la costa sureste de Carolina del Norte.

Igualmente emitió advertencia de tormenta tropical desde el sur del río South Santee hasta Edisto Beach, en Carolina del Sur, que significa que esta condición se presentará en las próximas 12 a 24 horas.

El NHC señaló que los niveles de agua siguen subiendo en sectores costeros de Carolina del Norte, donde Florence ya está ocasionando intensas lluvias y fuertes vientos.

Reportó que en Cabo Lookout, Carolina del Norte, ya se reportó un viento sostenido de 68 millas por hora (109 km/h) y una ráfaga de 85 millas por hora (137 km/h).

Florence se encuentra a 100 millas (160 kilómetros) al este-sureste de Wilmington, en Carolina del Norte, y a 155 millas (250 kilómetros) al este e Myrtle Beach, en Carolina del Sur.

A esa hora, el sistema avanzaba en dirección noroeste con una velocidad de traslación de 5 millas por hora (7k/h).

Florence, que llegó a arrastrar vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora como huracán de categoría 4, bajó a categoría 2 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, y siguió debilitándose ligeramente.

Pese a la pérdida de fuerza, los expertos alertan de que es un sistema de gran tamaño, muy bien organizado, que mantiene su potencial destructor por el peligro de marejadas ciclónicas, inundaciones e intensas precipitaciones a su paso.

La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (Fema) apuntó hoy que el mayor peligro que representa Florence es "la tremenda cantidad de agua" que descargará a su paso por Carolina del Norte, del Sur y Virginia, en la costa este de Estados Unidos.

Según un probable patrón de trayectoria del NHC, el ojo de Florence se aproximará en la tarde hoy a las costas de Las Carolinas y "esta noche y el viernes se moverá cerca o sobre la costa del sur de Carolina del Norte y este de Carolina del Sur".

Se esperan pocos cambios en la intensidad del sistema antes de que su ojo toque tierra en la costa sureste estadounidense, con un debilitamiento progresivo a medida que se mueva tierra adentro.

Con la aproximación de Florence a EE.UU., cuyos vientos y lluvias comenzaron ya a sentirse hoy, el NHC emitió un aviso de huracán desde South Santee River (Carolina del Sur) hasta Duck, Albemarle y Pamlico Sounds (Carolina del Norte), y una vigilancia de huracán desde Edisto Beach (Carolina del Sur) hasta Carolina del Norte y la frontera con Virginia.

Se mantiene un aviso de marejada ciclónica en la zona, donde el NHC alerta de que "existe la posibilidad de inundaciones que amenacen la vida" debido a un aumento del nivel del mar "moviéndose tierra adentro".

La peligrosa marejada ciclónica causará que áreas que son normalmente secas cerca de la costa "se inunden por un aumento del nivel" del mar que podría alcanzar entre 9 y 13 pies (2,7 y 4 metros de altura) desde Cabo Fear a Cabo Lookout, incluidos Neuse, Pamlico y Pungo, con posibles "grandes y destructoras olas", resaltaron los meteorólogos.

Se espera que Florence produzca acumulaciones totales de lluvia de entre 50 y 76 centímetros.

Además de Florence, en el noreste del Atlántico está activa Helene, que se degradó de huracán a tormenta tropical en las últimas horas.

Helene arrastra vientos máximos sostenidos de 70 millas por hora (110 km/h) y se mueve hacia el norte del Atlántico con una velocidad de traslación de 14 millas por hora (22 km/h), por lo que no representa amenaza para zonas pobladas, indicó el NHC en su boletín más reciente.

Helene se encuentra a 1.135 millas (1.825 kilómetros) al suroeste de la base aérea de Lajes, en las Azores, y se espera que gire hacia noreste el próximo domingo.

Los expertos vaticinan que Helene continuará debilitándose en las próximas 72 horas.